La misoginia en la medicina

No es necesario tener una enfermedad como la que se trata aquí en este espacio para darte cuenta de que una parte de los profesionales de la salud están arraigados en sentimientos ancestrales de poder y supremacía, de que están por encima del bien y del mal cuando se habla de mujeres.

Recuerdo haber vivido algún episodio bochornoso con algún galeno de esta especie, se me olvidaba Para los que no conocen la palabra misoginia extraigo la siguiente definición de la RAE: Misoginia. ‘Aversión a las mujeres’.

Habiendo dejado claro el concepto recuerdo como después de haber sufrido un efecto nefasto de una medicación (nada que ver con la fibromialgia o el SFC/EM) siendo muy degalda, cogí bastantes kilos de mas en 6 meses como unos 20, acudí a varios médicos, hice dietas...dietas que me costaban comer por mi inapetencia instaurada desde temprana edad.
Al fín decidí acudir a un endocrino muy conocido y de mucha reputación pagando sus honorarios, de la mano de mi marido entramos en su despacho...y lo primero fué decirme: 

EL -"Seguro que me vas a decir que no comes"-(Mientras le guiñaba el ojo a mi marido)
EL -"No hay que comer a escondidas"
Podeis imaginar mi vergüenza, máxima.
YO-Pues no, no como ni a cara de los demás. ni a escondidas.(No sé de donde sacar las fuerzas para contestar)
EL-"No te preocupes te voy a dar una pastillita y en seis meses vienes a verme, ya verás el cambio"
YO-"Gracias doctor" (nunca me gustado perder las formas)
Aceleradamente cogí la mano de mi marido, y nos fuimos previo pago honorarios a su secretaria.

La indignación de mi marido y mia era máxima pero analizando en frio pensamos que si me ayudaba, lo mejor era obviar las formas del profesional.

Al cabo de quince días, cada vez me empecé a encontrar fatal..no recuerdo los sintomas...sólo recuerdo el último día que creía q no podía llegar a casa de mis padres del dolor de pecho que tenia, se me salía el corazón del pecho, tenia sudores...todo me daba vueltas.

Llegué por fin llegué, le pedí a mi padre que me llevara a urgencias y allí cuando me visitaron le comenté que no sé si tenía relación una medicación que me habían pautado, cuando le comenté lo que era:
Doctor de Urgencias-¿Tiene usted problemas de tiroides?
YO- No
Doctor de Urgencias-No creo que ningún médico le haya pautado esto ¿Cómo se le ocurre tomar lo que esta tomando?
(no daba crédito a lo que estaba escuchando, acudí como inocente enferma y en segundos me convertí en absurda/loca pastillera)
Sacando fuerzas de donde no las tenia me levanté y busqué en mi bolso
YO- Aqui tiene la receta con el nombre del doctor, cuando y que me pautó.

Doctor de Urgencias- Después de un gran silencio...deje de tomarla le remitirán los síntomas en días, si se encuentra peor vuelva otra vez.
Mi padre indignado quiso enfrentarse a él, pero le dije que mejor no que no merecia la pena.

Cuando pregunté en la farmacia me comentó que era tiroxina, hormona del tiroides, el farmaceutico amigo de toda la vida me comentó que si me habian diagnosticado algún problema del tiroides, le dije que no y cuando le comenté que me las había mandado para delgazar se echó las manos a la cabeza.

¿Porqué cuento todo esto?
Por que haberlos haylos, cada vez menos, médicos con tendencias misóginas y que con su pedestal en los cielos miran a las mujeres como meras marionetas en este caso para ganar dinero sin escrúpulos en otros casos como consultas molestas que desean quitarse lo más rápido posible de encima.

Por ello no es raro que en una enfermedad como la que tratamos aqui en este espacio no nos encontremos con mujeres (y probablemente hombres) maltratada/os psicologicamente en las consultas, que a la vez de enferma/os tienen que sufrir el desprecio del galeno de turno con fuertes aires de divismo y misoginia.

No quiero extender este mensaje a todos los profesionales existen MUCHOS dedicados a su profesión por vocación y que la ejercen con gran generosidad, pero haberlos haylos y no quiere decir que sean sólo mayores también jovenes que suben...cada vez menos per los hay.

Hace poco leí de un compañero un post que colgó y derivó en un comentario de una mujer comentaba que cada vez que había ido la había tratado de gorda depresiva, iba sóla, y que el día que fué con su marido el comportamiento había sido completamente diferente...fué una consulta como debería haber sido anteriormente.

Por eso no sólo la fibromialgia es tratada con una dejadez inhumana por parte de ciertos profesionales, los infartos en mujeres, también, sino os habéis cansado con el post podéis leer el valiente articulo escrito por la Dra. Carmen Valls-Llobet "El machismo en la medicina tradional"

Cita de un texto del articulo
El infarto en las mujeres no presenta los síntomas típicos. Por eso es más difícil de detectar". La doctora Carme Valls-Llobet (Barcelona, 1945) se indigna ante la impunidad con que se reiteran semejantes afirmaciones. "¿Típicos para quién? ¿Para los hombres? En las mujeres, los infartos presentan los síntomas típicos de los infartos de mujeres"
.
Recordad, no sois tratadas/os así por la enfermedad en sí sino porque el profesional lleva en sí unas creencias innatas que afloran continuamente. Pero recordad también que existen profesionales entregados a su vocación en cuerpo y alma.

Articulo de Opinión
Carmen Martín Pérez

Sueño....

Quisiera descansar...
Quiero huir de la rutina
que esta vida me ha impuesto
y ha decidido como vivirla.

Quisiera romper estas cadenas
que atan mis sueños y mi libertad.
Quisiera correr como mi imaginación
me permite verme.

Qusiera volar, volar
a un futuro que me permitiera
disfrutar de lo más simple.

Mientras sueño
con esa que quisiera ser
y mi cuerpo me lo niega.

©Carmen Martín
A todos mis angeles guardianes

Entradas populares