Campaña dolor crónico

El Dolor crónico ha reunido a rostros muy conocidos en esta campaña contra el dolor crónico. Aunque sabemos que la realidad puede llegar a ser muy diferente la unión de rostros fámosos junto con la difusión de una revista como HOLA y su capacidad de difusión puede llegar a ayudar el daño que hace el dolor crónico en cada uno de los afectados que lo padecen. Para ello se han unido Mariló Montero, José Coronado, María Reyes, Christian Gálvez .

A esta iniciativa se ha unido la SED (Sociedad española del dolor) y Mundipharma

¿Cuánto se nos exige?

Cuando tu grado de fibromialgia es severo, y sin necesidad de serlo existen más días grises que soleados aunque nuestra fortaleza disipe los nubarrones del horizonte.

Cuando tienes un dia mediocre (no me gusta la palabra malo/a bajo ningún concepto) te levantas y haces el esfuerzo increible de seguir y de no parar, nunca parar...convives con el miedo de que si paras ya no podrás levantar.

A pesar del esfuerzo increible que haces,  lo que no puedes conseguir es quitarte de tu cara el dolor y aunque pasen veinte años siempre la misma pregunta...siempre preguntas....preguntas que no quieres contestar por que quieres seguir...no quieres darle tregua a la enfermedad, a la autocompasión y ya ni a las explicaciones.

Por que tu entorno se sienta culpable por no estar a la altura, por no colaborar...por no aliviar la carga diaria de trabajo nacen esa preguntas...preguntas que podrían ser el principio de grandes conflictos y que prefieres obviar por que ya a estas alturas sabes y tienes muy claro a donde vas y adonde te diriges....hacia tu libertad, y habiendote desecho de tus sentimientos de culpabilidad y sintiéndote orgullosa/o de que tu esfuerzo personal y diario es enorme; que das más de lo que cualquier persona sana pueda hacer.

Ya no piensas cargar con los sentimientos de culpabilidad de las preguntas de tu gente cercana...o de sus silencios...indiferencia ya sientes indiferencia, una indiferencia que te hace más fuerte, más libre. 
Por que aún estando sano nadie tiene la obligación de reir las 24 horas y pudiéndolo hacer no la practica ni una.

Preguntas que esconden el remordimiento, el remordimiento de lo que los demás podrían hacer por aliviar tu carga y se desentienden con una amable pregunta. Presuntas llenas de culpabilidad y de infinito de no querer cambiar sus costumbres.

A todos mis amigos de camino
Carmen Martín

Entradas populares